Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/ellascon/public_html/wp-includes/general-template.php on line 1643

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method PageNavi_Core::stylesheets() should not be called statically in /home/ellascon/public_html/wp-includes/plugin.php on line 395


judit

0 comentarios
14/03/2012

Volkswagen Up! White Up!


 

INFORMACION GENERAL

Probamos el Volkswagen Up!, un pequeño urbano que se adentra en el segmento A, como sus hermanos, el SEAT Mii y el Skoda Citigo. Ya tuvimos ocasión de probar el SEAT Mii en su presentación en Madrid, y teníamos ganas de probar el Volkswagen Up! para encontrar las diferencias. Materiales de más calidad, mejor comportamiento, elementos exclusivos y más equipamiento son las marcas del VW.

La versión de prueba monta el motor 1.0 de 75 CV en la carrocería de 3 puertas, y es que la de 5 llegará en Mayo. Además, es la versión White Up!, con un color exclusivo y un equipamiento muy completo.

Homologa espacio para cuatro ocupantes, y a pesar de su tamaño reducido, su habitáculo es amplio y permite realizar un viaje largo de forma cómoda (algo no común en modelos del segmento, que acostumbran a ofrecer lo básico).

El Volkswagen Up!, al igual que el Skoda Citigo y el SEAT Mii, se puede adquirir en dos motorizaciones 1.0 de 60 y 75 CV asociadas al cambio automático de 5 velocidades. Cuenta con dos niveles de equipamiento (Move Up! y High Up!) y dos versiones especiales (Black Up! y White Up!). A continuación detallamos los precios al completo de la versión 3 puertas (la de 5 llegará a partir de Mayo):

Move Up! 1.0 60 CV 9.720 €
Move Up! 1.0 70 CV 10.300 €
High Up! 1.0 60 CV 10.790 €
High Up! 1.0 70 CV 11.360 €
Black Up! o White Up! 1.0 60 CV 11.830 €
Black Up! o White Up! 1.0 75 CV 12.410 €

Más adelante, como indicábamos, llegará el Volkswagen Up! 5 puertas, la opción de integrar el cambio automático, la versión que funciona con gas y en 2013 una versión eléctrica. Su precio puede resultar un poco elevado (más si lo comparamos con sus competidores), pero debemos tener en cuenta los extras que ofrece la marca alemana, que justifican su precio.

El Volkswagen Up! mide 3,54 metros de largo, 1,64 metros de ancho y 1,47 metros de alto. A pesar de sus reducidas medidas, ofrece un habitáculo y un maletero amplios (teniendo en cuenta lo que mide).

Su diseño exterior, con formas muy cuadradas, hemos de admitir que en vivo nos ha enamorado. Se nota el espíritu de Volkswagen en las llantas de 16” que monta la versión de prueba de color blanco y el logo de la marca (que también encontramos en el frontal), una parte delantera que llama la atención por no contar con parrilla (aunque sí con cuatro entradas de aire muy pequeñas y estrechas), los faros antiniebla de serie, los faros delanteros con luz diurna

El acabado White Up! destaca por los espejos retrovisores con la carcasa cromada (encontramos muchos detalles cromados en el exterior), los cristales sobretintados y el distintivo White en el lateral del vehículo.

En la parte trasera no encontramos el tubo de escape (está escondido tras el paragolpes trasero). Destaca por las ópticas rectangulares y alargadas, que no van unidas al portón, sino a la carrocería. El portón del maletero es vertical para aprovechar al máximo el espacio, y a pesar de que al verlo en las imágenes da la impresión de que es todo de cristal negro, lo único que es de cristal es la luneta.

El Volkswagen Up! está disponible en múltiples colores, pero todos ellos exclusivos dentro de cada nivel de acabado. Por ejemplo, el acabado Move Up! permite elegir entre el color Blanco, Rojo Tornado (160 €), Negro Profundo efecto perla (370 €) o el Gris Metalizado (370 €). El acabado High Up! añade el color Azul Claro y Plata Oscuro Metalizado (370 €).

Las versiones especiales Black Up! y White Up! (la versión de prueba) sólo están disponibles, como su nombre indica, en Negro Profundo efecto perla y Black Puro efecto perla (exclusivo del modelo) respectivamente.

Al adentrarse en el segmento de los pequeños urbanos, el Volkswagen Up! tiene varios competidores, siendo los más cercanos y de la familia el Skoda Citigo y el SEAT Mii, modelos con los que comparte unas cuántas cosas, entre ellas los motores. El Volkswagen Up! ofrece la marca y la calidad que la caracteriza además de un alto nivel de equipamiento, por lo que se paga un sobreprecio.

Otros modelos con los que puede competir sería el nuevo Citroën C1, el Peugeot 107 o el Toyota Aygo, y muestra de ello es que tras el lanzamiento del Volkswagen Up!, todos ellos se modernizaron para ser más competitivos.

INTERIOR

El interior del Volkswagen Up! sorprende por su amplio habitáculo teniendo en cuenta sus medidas. Cuatro adultos que midan como máximo 1,80 metros irán cómodos, tanto a lo ancho como a lo alto, algo de lo que no pueden presumir muchos pequeños urbanos.

Los asientos delanteros al igual que los traseros son cómodos hasta para un viaje largo, no resultando duros y ofreciendo una buena sujeción. Cuentan con reposacabezas fijos, no regulables. Es uno de los aspectos que mejoraríamos. La versión de prueba cuenta con asientos calefactables y el del conductor regulable en altura y con función de memoria.

Los asientos traseros cuentan con el mismo tapizado bitono en tela (blanco y antracita) que los asientos delanteros, con un contorno fabricado en un material que imita al cuero. En el centro de los asientos delanteros aparece el distintivo Up!.

Los traseros cuentan con anclajes ISOFIX para las sillitas de los niños. El espacio disponible para los ocupantes de las plazas traseras es suficiente. Pueden viajar dos personas de hasta 1,80 metros de altura de forma cómoda.

El Volkswagen Up! cuenta con el sistema Easy Entry, que permite un acceso más cómodo a pesar de tener 3 puertas. La apertura de éstas es bastante amplia, dejando suficiente hueco para acceder. Los asientos delanteros se abaten hacían delante mediante una palanca situada en la parte inferior. Lo bueno es que el asiento del conductor tiene memoria (el del copiloto no) y conserva la posición de conducción.

La sensación de calidad percibida es buena para un pequeño urbano. Los materiales, a pesar de contar con plásticos duros (es fácil su limpieza), no aparentan ser de mala calidad y el ajuste de las piezas es bueno.

El volante de tres radios, al igual que la palanca de cambios y el freno de mano va tapizado en cuero. Cuenta con detalles cromados, el distintivo Up! y el logo de Volkswagen. Una de las pegas que hemos encontrado es que el volante sólo se puede regular en altura y no en profundidad (ni se ofrece la opción).

Tras el volante encontramos las palancas que controlan las luces, los intermitentes y los limpiaparabrisas. La unidad de prueba incorpora el control de velocidad, que está integrado en la palanca de la izquierda.

Otro de los aspectos que nos llama la atención en el VW Up! es el control de los elevalunas eléctricos (sólo los dos delanteros). El conductor no tiene en su puerta el control del elevalunas del copilo, algo visto en modelos también pequeños como el Smart ForTwo.

El maletero tiene una capacidad de 251 litros ampliables a 951 litros si se abaten los asientos traseros (sólo se abaten por separado los respaldos, la banqueta es de una sola pieza). Es uno de los maleteros más grandes del segmento, que ofrece un doble suelo, donde encontramos la rueda de repuesto. El espacio de aprovecha al máximo gracias a la forma de su portón.

En el salpicadero destaca la pantalla del navegador Navicom, que no está integrada en la consola central. Está fabricado con dos tipos de plástico bitono, a juego con los asientos. Encontramos una zona en plástico negro granulado y otra en plástico liso blanco y brillante. Éste también lo encontramos en los paneles de las puertas. Este diseño ya lo habíamos visto en el nuevo Fiat Panda o el Fiat 500, dando un aspecto más jovial y atractivo.

En la pantalla, además del navegador, se puede controlar el Bluetooth o el sistema de sonido, además de poder ver datos como el cuentarrevoluciones, la temperatura del motor, Park Pilot, ver cuándo se ha quedado una puerta abierta y cuál es…

Pero lo mejor del navegador sin duda es que no necesita ser enchufado. Va conectado a la red eléctrica del coche sin necesidad de estar pendientes de si se acaba la batería, sin cables de por medio. También incluye el sistema ThinkBlue! Trainer, que analiza nuestra forma de conducción y nos aconseja cómo mejorarla para ser más eficientes.

El cuadro de instrumentos es muy pequeño y sencillo. Cuenta con tres esferas, dos pequeñas a los lados (cuentarrevoluciones y marcador de combustible) y una grande situada en el centro (velocímetro). Dentro de la esfera del velocímetro encontramos un pequeño ordenador de a bordo que nos ofrece datos como los kilómetros recorridos o el consumo.

Hubiese estado bien que el tacómetro hubiese sido un poco más grande, aunque lo podemos ver en la pantalla del navegador junto a la temperatura del motor (algo que echábamos en falta).

En la parte superior de la consola central encontramos los controles del aire acondicionado (de serie en la versión de prueba, pero no disponible el climatizador ni como opción) y los controles de los asientos calefactables o la desconexión del airbag del acompañante (en paquete Safety&Up por 420 €). Más abajo encontramos el sistema de sonido RCD 215 radio/cd mp3 (la versión de prueba cuenta con el paquete Sound con 6 altavoces por 85 €).

Por último, bajo los controles, encontramos un pequeño hueco para depositar los objetos y un posavasos. Hay más huecos repartidos por el habitáculo, como el de las puertas, la guantera o el posavasos trasero. Llama la atención que en el centro del salpicadero no encontramos salidas de aire. Éstas se encuentran a ambos lados del salpicadero, un aspecto mejorable en el modelo.

PRUEBA DINÁMICA

La versión de prueba del Volkswagen Up! White Up! monta el motor 1.0 de 75 CV y 95 Nm de par máximo, alcanza una velocidad máxima de 171km/h, necesitando 13,2 segundos para alcanzar los 100km/h. Su consumo medio homologado es de 4,7l/100km. En ciudad consume 5,9l/100km y por carretera 4,0l/100km. A nosotras nos consumió de media en torno a los 5,8/100km, aunque si realizábamos una conducción eficiente, el consumo podía bajar hasta los 4,8l/100km.

Con su depósito de 35 litros, según la marca se pueden realizar en torno a los 750km sin repostar, aunque nosotras diríamos que como máximo podría realizar unos 600km. Las emisiones son de 108g/km de CO2, librándose del impuesto de matriculación.

El motor va asociado a la caja de cambios manual de 5 velocidades, cuyo funcionamiento es bastante bueno. Las marchas no entran de forma brusca, pasando de una a otra suavemente y manejar la palanca de cambios es cómodo gracias a la posición de ésta. La insonorización del habitáculo es buena, notándose más el sonido del motor cuando aceleramos. Aún así, no resulta molesto.

El puesto de conducción del Volkswagen Up! es cómodo gracias a la regulación del asiento del conductor (regulable en altura y con memoria) y a la comodidad del asiento, que no es duro y ofrece una buena sujeción. Se encuentra ligeramente elevado, permitiendo una mejor visibilidad a la hora de circular por ciudad.

El Volkswagen Up! es un vehículo muy divertido de conducir. Su respuesta es rápida y es muy manejable. Serpentear por calles estrechas sin mucha complicación es una de sus cualidades. En carretera responde bastante bien para tratarse de un pequeño urbano, aunque el motor puede quedarse un poco corto en alguna ocasión (subidas).

Si circulamos por carretera y sopla el viento, debido a su reducido peso (929kg) puede desestabilizar un poco el coche, aunque nada importante. La suspensión delantera es de tipo McPherson, y aunque es más bien blanda, absorbe de forma correcta las irregularidades del asfalto, consiguiendo que no se perciban apenas en el interior.

La dirección asistida Servotronic en función de la velocidad nos ha gustado. No es demasiado blanda y responde adecuadamente a lo que se le pide. Lo bueno es que a pesar de ser asistida, no se nota artificial.

El sistema de frenos está compuesto por frenos de disco ventilado de 256 mm (delante) y frenos de tambor de 200 mm (detrás). La respuesta es buena y en ningún momento se echa en falta que frenen mejor.

La versión de prueba incorpora gracias al paquete Safety&Up el sistema de frenada de emergencia en ciudad, convirtiéndose en el primer vehículo del segmento A en incorporarlo. Éste sistema detiene el vehículo de forma automática en caso de colisión cuando circulamos a menos de 30km/h. La versión de prueba cuenta de serie con llantas de 16” en blanco, que montan neumáticos 185/50 R16.

El Volkswagen Up! White Up! 1.0 de 75 CV nos parece un coche ideal para circular por ciudad gracias a su reducido tamaño y a su manejo. El acabado que incorpora es muy completo, siendo una buena opción para aquellos que buscan más en un urbano. Para circular por carretera, el motor puede quedarse un poco corto, aunque responderá bien de todas formas y es un vehículo cómodo y que en curva responde mejor que otros del segmento.

Para aquellos que buscan un coche pequeño por fuera pero amplio por dentro, cómodo de conducir, con estilo y un bajo consumo, el Volkswagen Up! es totalmente recomendable.

EQUIPAMIENTO

Desde el nivel más básico (Move Up!) incorpora el ESP, volante regulable en altura, cuatro airbag, anclajes ISOFIX… En el acabado Move Up! se puede adquirir el pack Urban Up!, con aire acondicionado y radio cd/mp2 RCD 215 (700 €) y en el acabado High Up! el paquete deportivo triangle back (515 €), paquete llantas Classic (350 €) o el sistema de navegación Maps&More (310 €).

La versión de prueba Volkswagen Up! White Up! incorpora de serie múltiples airbags (frontales, laterales y de cortina), ABS, ESP, dirección asistida Servotronic, faros antiniebla, luz de marcha diurna, anclajes ISOFIX, retrovisores eléctricos y térmicos, suspensión deportiva, volante regulable en altura (pero no en profundidad), Easy Entry, asiento del conductor regulable en altura y con memoria, aire acondicionado, asientos delanteros calefactables, cierre centralizado con mando, elevalunas eléctricos delanteros, lunas traseras oscurecidas, carcasa de los retrovisores cromada, consola central en color blanco, pintura metalizada Blanco Puro, asientos tapizados en tela “stripes” color antracita, volante, palanca de cambios y freno de mano en cuero, asientos traseros abatibles (banqueta no dividida), maletero de doble fondo, posavasos delantero y trasero, radio cd/mp3 RCD 215 con dos altavoces, Bluetooth, navegador portátil Navicon, llantas de aleación de 16” diseño Classic en color blanco, rueda de repuesto, etc.

De forma opcional, Volkwagen ofrece el paquete Sound, con 6 altavoces (85 €), tapizado símil piel Leatherette (425 €), techo panorámico eléctrico (720 €), paquete Up&City Light, con control de velocidad, Park Pilot (sensor de aparcamiento trasero) y ordenador de viaje (385 €) y el paquete Up&Safety, con frenada de emergencia en ciudad y desactivación del airbag del acompañante (420 €). Nuestra versión incorporaba todos menos el tapizado y el techo.

El Volkswagen Up! White Up! cuesta 12.410 €, pero si sumamos los extras que incorpora la versión de prueba, el precio asciende hasta los 13.300 €, un precio un poco caro teniendo en cuenta que se trata de un urbano de 75 CV.

A DESTACAR

Amplitud
Manejabilidad por ciudad
Consumo reducido
Asientos de calidad y cómodos
Maletero de los más amplios de su segmento

A MEJORAR

Precio (versión de prueba 13.300 €)
Reposacabezas fijo (no regulable)
Volante no regulable en profundidad (sólo en altura)
Ausencia del elevalunas eléctrico derecho en el puesto del conductor




 
Comentarios