Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/ellascon/public_html/wp-includes/general-template.php on line 1643

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method PageNavi_Core::stylesheets() should not be called statically in /home/ellascon/public_html/wp-includes/plugin.php on line 395


judit

0 comentarios
28/11/2012

Volkswagen Eos 2.0 TDI 140 CV Excellence DSG


 

INFORMACION GENERAL

El Volkswagen Eos es un descapotable de techo duro retráctil, un coupé-cabrio que ya habíamos tenido ocasión de probar en su versión gasolina de 122 CV. Destaca por su diseño elegante y por ofrecer uno de los maleteros más amplios del segmento a pesar del techo (205 litros con el techo plegado).

Con el restyling sufrido, la gama de motorizaciónes también ha recibido cambios, siendo ahora más eficientes y ofreciendo la opción de integrar la tecnología BlueMotion, con sistema Stop&Start y regeneración de energía en la frenada (la unidad de prueba cuenta con ella). Se puede desconectar.

Encontramos 3 motores gasolina (1.4 TSI de 122 CV , 1.4 TSI de 160 CV y 2.0 TSI de 210 CV) y un motor diesel (2.0 TDI de 140 CV), el de la unidad de prueba. Los motores más potentes (2.0 TSI y 2.0 TDI), se pueden asociar al cambio automático DSG de 6 velocidades.

Sus precios varían en función del nivel de equipamiento elegido. Con el acabado Sport, encontramos el motor 1.4 TSI de 122 CV (30.840 €), 1.4 TSI de 160 CV (32.910 €), 2.0 TSI de 210 CV (39.760 €), 2.0 TSI de 210 CV DSG (41.840 €), 2.0 TDI de 140 CV (34.940 €) y 2.0 TDI de 140 CV DSG (36.950 €).

Con el acabado Excellence (el más completo) también se encuentran disponibles los motores 1.4 TSI de 122 CV (32.510 €), 1.4 TSI de 160 CV (34.590 €), 2.0 TSI de 210 CV (41.510 €), 2.0 TSI de 210 CV DSG (43.590 €), 2.0 TDI de 140 CV (36.640 €) y 2.0 TDI de 140 CV DSG (38.630 €), éste último el de la versión de prueba.

Su precio es un poco elevado respecto a la competencia, pero a su favor encontramos su diseño elegante y único en el mercado, la calidad de sus materiales y un maletero aprovechable aunque se encuentre descapotado.

El Volkswagen Eos mide 4.423 mm de largo, 1.791 mm de ancho y 1.444 mm de alto. Este año ha recibido un pequeño restyling que actualiza la imagen del modelo, menos cuadrada que la anterior además de modificar la gama de motores, ahora más eficientes.

Respecto al anterior, cuenta con nuevo paragolpes delantero, ópticas rediseñadas LED y una parte trasera más moderna. Unos cambios que le aportan un toque de frescura que echábamos en falta sobre todo cuando iba descapotado.

Es uno de los coupé-cabrio del mercado con un diseño más equilibrado y elegante y el color de la unidad de prueba (Azul Intenso) sumado a las llantas de 18” que incorpora, consigue que el aspecto general sea más atractivo y dirigido a un público más joven y deportivo.

Su techo duro retráctil es uno de los más avanzados del mercado, aunque sólo permite accionarlo con el coche parado. Denominado CSC (Coupé-Solar-Cabrio), consta de 5 partes, e incorpora un techo panorámico corredizo, ofreciendo más luminosidad.

Tarda 25 segundos en descapotar y debemos tener en cuenta los 50 cm que necesita la tapa del maletero al desplegarse (el sensor de aparcamiento trasero nos lo indicará). Para descapotar debemos mantener pulsado el botón durante todo el proceso.

El Volkswagen Eos está disponible en varios colores para la carrocería, algunos de ellos sin cargo, como el Blanco Candy. También ofrecen la opción de elegir la carrocería en color Blanco Candy con el techo en Negro (140 €) o en Rojo Asiático con el techo en Negro (290 €).

También encontramos el color Rojo Asiático (150 €), el Negro Profundo Efecto Perla (505 €) o los colores metalizados con el techo en Negro (505 €) como el Azul Horizonte, Azul Intenso (unidad de prueba), Azul Noche, Gris Espejo, Gris Indy, Marrón Roble o Plata Réflex.

Sus principales competidores son el Lexus IS C o el Volvo C70, aunque en el segmento de los descapotables compactos con techo duro retráctil encontramos el Renault Megane CC, Ford Focus CC o el Peugeot 308 CC (los dos primeros descatalogados). Si buscamos competidores con techo de lona, encontramos el Volkswagen Golf Cabrio o el Audi A3 Cabrio.

INTERIOR

El interior del Volkswagen Eos ofrece cuatro plazas, las dos delanteras bastante amplias. El diseño del habitáculo no es igual de moderno que su exterior, es más sencillo, aunque la calidad de los materiales utilizados lo compensa.

En la versión de prueba, con el acabado Excellence, encontramos los asientos deportivos tapizados en cuero Vienna (delanteros calefactables). Los cinturones van integrados en la carrocería, así que las personas bajitas que vamos más cerca del volante tendremos que girarnos más para poder alcanzarlo.

Los asientos delanteros son bastante anchos, ofreciendo una buena sujeción y una postura de conducción muy cómoda, con todos los mandos al alcance sin tener que desviar la mirada de la carretera. Su regulación es eléctrica.

Las plazas traseras son amplias pero la altura al techo hace que personas de más de 1,75 metros toquen con él. Además, si los asientos delanteros van echados un poco hacia atrás, el espacio que queda para las rodillas en la parte trasera es poco.

A mejorar destacaríamos los reposacabezas de estas plazas, que son fijos y no regulables dependiendo de la altura de los ocupantes. Para acceder a las plazas traseras, el respaldo de los asientos delanteros se abate manualmente, mientras que la banqueta se adelanta eléctricamente. Gracias al sistema Easy Entry, el acceso a éstas plazas incluso con el coche capotado es cómodo.

El volante multifunción de 3 radios va también tapizado en cuero, al igual que el freno de mano. Su tacto es muy agradable y es regulable en altura y profundidad, un detalle importante para encontrar el puesto de conducción más cómodo. El botón de arranque se encuentra en el lado derecho un poco escondido.

El maletero es uno de los puntos a destacar en el Volkswagen Eos. Ofrece 380 litros de capacidad cuando el techo no se encuentra en él, una capacidad que se reduce a 205 litros con el coche descapotado. Dentro del segmento es uno de los maleteros más aprovechables. Gracias a un hueco, se comunica con las plazas traseras (cerrado con llave ante posibles robos). Es ideal para transportar esquís.

El cuadro de instrumentos está compuesto por dos grandes esferas (velocímetro y cuentarrevoluciones) y un ordenador de a bordo digital. Dentro de las dos esferas encontramos otras dos más pequeñas, con la temperatura del motor y el depósito de combustible. La iluminación es de color azul.

La consola central es muy sencilla. La unidad de prueba incorpora navegador con pantalla táctil a color, muy cómoda para manejar intuitivamente. Debajo de esta encontramos los mandos para el climatizador automático bi-zona. Por último, la palanca del cambio automático DSG y los botones para descapotar y capotar y para desplegar el techo panorámico.

En el interior del Volkswagen Eos encontramos huecos como la guantera, el reposabrazos delantero o los huecos de las puertas.

PRUEBA DINÁMICA

La versión de prueba es el Volkswagen Eos 2.0 TDI de 140 CV y 320 Nm, con cambio automático DSG de 6 velocidades y tecnología BlueMotion (Stop&Start). Su velocidad máxima es 204km/h, tardando 10,3 segundos en pasar de 0 a 100km/h.

Gracias a las tecnologías BlueMotion, homologa un consumo medio de 5,3l/100km. Durante la prueba, nuestro consumo medio no bajó de los 6,2l/100km, aunque es un consumo relativamente bajo.

Su consumo medio urbano es de 6,5l/100km y el consumo extraurbano de 4,6l/100km. Emite 139g/km de CO2. Con su depósito de 55 litros, su autonomía es de unos 750 km.

La caja automática DSG sigue fascinándonos gracias a su suavidad a la hora de cambiar marchas y a que no pierde potencia al cambiar de una marcha a otra. Permite su manejo manual gracias a las levas situadas en el volante.

Conducir un Volkswagen Eos es una delicia. A pesar de ser un coche pesado y descapotable, su aplomo es aceptable, aunque está claro que su respuesta en carreteras reviradas no es deportiva. No está dirigido para personas que busquen sensaciones deportivas.

El motor de 140 CV ofrece una buena aceleración desde bajas vueltas y no se echa de menos un extra de potencia. Recomendamos asociarlo al cambio automático DSG aunque suponga un desembolso extra.

Gracias a la luna delantera, personas de hasta 1,85 metros quedan bien protegidas del viento cuando está descapotado. Opcionalmente se puede integrar el deflector de viento, que inutiliza las dos plazas traseras.

La suspensión es más bien blanda, evitando que los baches de las carreteras en mal estado o los resaltos se noten demasiado en el habitáculo. La dirección asistida en función de la velocidad no es dura, muy cómoda sobre todo en ciudad.

A pesar de que el interior del Volkswagen Eos está bien insonorizado e impermeabilizado (no entra agua en el interior), el techo rígido produce algunos ruidos por las piezas que lo componen, aunque no resulta molesto.

El sistema de frenos es muy eficaz, deteniendo el vehículo en pocos metros a pesar de su elevado peso. No hace falta realizar una gran presión en el pedal para que el coche reaccione ante la frenada solicitada.

El Volkswagen Eos es un coche versátil, que se puede disfrutar durante todo el año gracias a su techo rígido, teniendo un coupé o un cabrio dependiendo de lo que deseemos en cada momento. No es una opción para aquellos que tengan un presupuesto reducido, porque su precio no es de los más bajos.

Aún así, es la elección ideal para aquellos que deseen un descapotable de diseño elegante y materiales de buena calidad, buena respuesta y bastante equipado de serie. Seguimos pensando que el Eos es uno de los coches que nos compraríamos.

EQUIPAMIENTO

El Volkswagen Eos está disponible en dos niveles de equipamiento, Sport y Excellence. El primero de ellos cuenta de serie con radio CD 510 con pantalla táctil, cargador de 6 cds, sensor de aparcamiento trasero o conexión MDI para mp3.

La versión de prueba cuenta con el acabado Excellence, con asientos deportivos calefactados y tapizados en cuero Vienna, faros bi-xenón autodireccionables, control de velocidad Tempomat, alarma, climatizador automático bi-zona, sensor de lluvia, sensor de aparcamiento trasero, llantas de 17” (nuestra unidad cuenta con las de 18”), ABS, ESP, múltiples airbags, anclajes ISOFIX, Hill Holder, faros antiniebla, elevalunas eléctricos, volante multifunción en cuero…

De forma opcional se puede añadir el sistema de sonido Dynaudio (1.650 €), sistema de navegación (970 €), Bluetooth (260 €), Park Assist (385 €), Light Assist (145 €), sistema de cierre y arranque sin llave (460 €), inserciones en madera Ébano (545 €), inserciones en aluminio (515 €), asientos delanteros con regulación eléctrica (985 €), asistente de arranque en pendiente (205 €), cámara de visión trasera (215 €), mampara contra el viento (325 €), pantalla multifuncional Premium a color (460 €), DCC (1.015 €), sistema de radio-navegación 510 con DVD (2.115 €), anclaje ISOFIX asiento acompañante (115 €), detector de fatiga (75 €)…

El Volkswagen Eos 2.0 TDI de 140 CV Excellence y cambio automático DSG de 6 velocidades tiene un precio de 38.630 €. Nuestra unidad de prueba incorpora el color metalizado Azul Intenso (505 €), además de las llantas de 18” (790 €), el navegador (970 €), Bluetooth (260 €), inserciones en aluminio (515 €), arranque sin llave (460 €) y los asientos con reglaje eléctrico (985 €). El precio final de la versión de prueba es de 43.115 €.

A DESTACAR

Estética
Consumo
Maletero
Techo CSC (coupe-solar-cabrio)
Cambio DSG

A MEJORAR

Plazas traseras
Reposacabezas traseros fijos
Precio




 
Comentarios