Maribel

0 comentarios
02/12/2014

Prueba BMW X1 sDrive18d


 

INFORMACIÓN GENERAL

Probamos el nuevo BMW X1 sDrive18d, un todocamino premium compacto con aires deportivos. Un modelo que se adapta a las necesidades de la conducción por ciudad o fuera de la carretera. Este modelo es mucho más que un coche familiar, debido a sus amplias características, se adapta a todo tipo de público.

La marca alemana compite directamente con el Mercedes GLA o el Audi Q3 . El X1 comenzó a comercializarse en Europa en 2009 y ya se han vendido más de 320.000 unidades hasta la fecha. Nosotras nos ponemos al volante del sDrive18d  (34.190 €) con propulsor diésel 2.0 de cuatro cilindros y una potencia de 143 CV. Además, la oferta se completa con otros propulsores de gasolina y otros modelos de diésel.

Gasolina:

  • sDrive18i 150 CV
  • sDrive20i 184 CV
  • xDrive20i 184 CV (tracción total)
  • xDrive28i 245 CV

Diésel:

  • sDrive16d 116 CV
  • sDrive18d 143 CV
  • xDrive18d 143 CV (tracción total)
  • sDrive20d EfficientDynamics Edition 163 CV
  • sDrive20d 184
  • xDrive20d 184 (tracción total)
  • xDrive25d 218

El BMW X1 cuenta con 4.454 mm de longitud, 1.798 mm de ancho, 1.545 mm de alto y cuenta con una batalla de 2.760 mm. Este modelo se puede adquirir en múltiples colores, algunos de ellos sin coste adicional, el resto de la gama supone un gasto adicional de 795€.

De su exterior destacamos la parrilla y los faros redondos dobles, el paragolpes frontal decorado con elementos cromados, los intermitentes laterales están integrados en los retrovisores exteriores y son muy visibles en todo momento.

 

INTERIOR

El interior del BMW X1 nos encontramos con un diseño elegante y despejado. Un todocamino homologado para que viajen hasta cinco personas y varios bultos. Aunque en la parte trasera el espacio no es muy excesivo, sus dimensiones nos garantizan un viaje cómodo sin tener la sensación de agobio.

En lo que ser refiere a la tapicería, la marca alemana ofrece una amplia oferta de materiales más refinados y acabados de primera clase (con cargo adicional). El vehículo que nosotras probamos está equipado con la tapicería de tela de serie. Los detalles se extiende con sofisticados acabados en la palanca de cambio y el portabebidas de la consola central.

 

 

El maletero tiene una capacidad de 420 litros con los respaldos traseros en posición normal, de 360 litros si los asientos están en posición de confort y de 480 litros si están en posición de carga. La capacidad de carga puede llegar a 1350 litros si se abaten los respaldos.

 

El panel de instrumentos cuenta con el característico y funcional diseño de BMW con una retroiluminación anaranjada. En la parte central del panel de instrumentos encontraremos dos displays que nos mostrarán la información del ordenador de abordo. Arrancamos el motor con solo pulsar un botón y activamos las funciones principales con la máxima facilidad.

En la parte trasera nos llama la atención una mesa plegable que incluye un portabebidas plegable con un elegante anillo cromado. Además, cuenta con soporte para el Apple iPad.

 

EQUIPAMIENTO

La versión de  serie del BMW sDrive 18d  está equipado con climatizador, espejos retrovisores con calefacción y regulación eléctrica, faros antiniebla, salidas de escape cromadas, volante tapizado de piel, ordenador de viaje y «Radio Professional».

Opcionalmente se pueden elegir elementos como el mando ‘iDrive’, navegador, cámara de visión trasera, programador de velocidad o un sistema de reconocimiento de señales de tráfico. También nos ofrece el sistema ‘BMW ConnectedDrive’ que permite realizar una llamada de emergencia y acceder al servicio ‘BMW Teleservices’ para informar sobre una avería o pedir cita en un taller BMW.

Existen tres gamas disponible del modelo anterior:

  • Paquete Deportivo M: pintura metalizada, suspension deportiva, asientos delanteros deportivos, llantas de aleación 18 pulgadas…
  • xLine: con protecciones en la parte baja de los paragolpes y los laterales de la carrocería, la parrilla de color titanio plateado mate y unas llantas de aleación de 18 pulgadas específicas y tapicería mixta textil-cuero.
  • Sport Line: protecciones metálicas en los paragolpes, molduras decorativas en los umbrales de las puertas con el anagrama «BMW Sport», parrilla de color negro brillante, salidas de escape de color negro cromado y llantas de aleación de 17 o 18 pulgadas de diseño específico.

 

PRUEBA DINÁMICA

El BMW X1 ofrece una manejabilidad perfecta y garantiza el placer de conducir en estado puro. Destacamos su agilidad y maniobrabilidad para circular por la ciudad, sin renunciar por ello a la motricidad y estabilidad en terrenos lejos del asfalto. Evidentemente su rendimiento no se puede comparar al de un todorreno, no obstante, este SUV nos ofrece una conducción más elevada en comparación con berlinas compactas.

 

Probamos el X1 versión sDrive18d  equipado con un propulsor diésel 2.0 de cuatro cilindros y rinde hasta una potencia de 143 CV. Pasa de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos, resaltamos su buena capacidad de aceleración y puede alcanzar una velocidad máxima de 195 km/h. En esta ocasión, disfrutamos de la amena conducción que te ofrece el cambio de marchas manual.

De igual modo, destacamos su notable compromiso entre consumo y rendimiento. Según los datos que no ofrece BMW, el consumo urbano se establece en 6,5 l/100km,  4,8 l/100km en trayectos extraurbanos y 5,5 l/100km en recorridos mixto. Al finalizar nuestra prueba, a nosotras nos da una media de consumo de 7,1 l/100km.

 

A DESTACAR

- Buena capacidad de aceleración.

- Dinámica deportiva.

- Elevación del asiento.

-Amplitud interior y maletero

A MEJORAR

- Precio elevado de algunos de sus extras

- Escasas prestaciones

-Asiento básicos en la versión de prueba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




 
Comentarios