Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/ellascon/public_html/wp-includes/general-template.php on line 1643

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method PageNavi_Core::stylesheets() should not be called statically in /home/ellascon/public_html/wp-includes/plugin.php on line 395


judit

0 comentarios
28/06/2013

MINI Roadster Cooper S


 

INFORMACION GENERAL

Probamos el MINI Roadster Cooper S, una de las versiones más potentes del pequeño deportivo biplaza (a excepción del MINI Roadster John Cooper Works). Con la llegada del MINI Paceman, ya son 7 las carrocerías disponibles en la gama MINI.

A diferencia del MINI Cabrio, el MINI Roadster es mucho más deportivo, más pasional. Prueba de ello son sus dos únicas plazas, su capota de lona y sus potentes motores. En este caso probamos la versión Cooper S que monta un motor de 184 CV asociado al cambio manual de 6 velocidades.

Su oferta de motores la completan las versiones Cooper, con un motor de 122 CV (24.300 € con cambio manual y 25.957 € con cambio automático), el Cooper S con motor de 184 CV (29.500 € manual y 31.127 € con cambio automático), Cooper SD con motor de 143 CV (29.500 € con cambio manual y 32.285 € con cambio automático) y por último el John Cooper Works, con motor de 211 CV y sólo disponible con el cambio manual por 37.772 €.

El MINI Roadster mide 3.734 mm de largo, 1.683 mm de ancho y 1.390 mm de alto. Su diseño es uno de los más deportivos de la gama MINI junto con el MINI Coupé gracias a su reducida altura y a algunos detalles como el parabrisas más inclinado de lo habitual.

La versión de prueba incorpora el kit aerodinámico John Cooper Works con paragolpes específicos, faldones laterales, difusor trasero con doble salida de escape central, pasos de rueda con protecciones, llantas de diseño específico Cross Spoke Challenge, bandas que cruzan la carrocería a lo largo de color negro…

Pero sin duda lo más destacado de este MINI Roadster es su capota de lona de color negro. De serie viene con accionamiento manual, pero nuestra versión de prueba incorporaba la capota semiautomática, más cómoda a la hora de capotar y descapotar. La versión de prueba también cuenta con un deflector de viento para reducir las molestias cuando vamos sin la capota.

Al igual que el MINI Coupé, el MINI Roadster cuenta en la parte trasera con un alerón retráctil, que modifica su posición en función de la velocidad. A velocidades superiores a 80km/h, el alerón se despliega, mientras que si es una velocidad inferior a 80km/h el alerón se oculta.

Algunos de los colores para la carrocería son sin cargo, como el Chilly Red (versión de prueba) o Pepper White. También se pueden elegir colores metalizados (476 €), como el British Racing Green, Eclipse Grey, Kite Blue, Lightning Blue, Midnight Black, Spice Orange y White Silver.

Los principales competidores del MINI Roadster son el Abarth 500C y otros deportivos descapotables como el Mazda MX-5, el Audi TT Roadster o el Mercedes SLK.

INTERIOR

El MINI Roadster ofrece espacio para dos personas en su interior. Es amplio, con suficiente espacio para viajar más que cómodos. Los asientos son anchos y ofrecen una buena sujeción. En la versión de prueba van tapizados en cuero Lounge Championship Red (pack John Cooper Works Chilli). Son de corte deportivo, calefactables y en color negro con los rebordes en color rojo, combinación que vemos en el exterior e interior del vehículo.

Lo más destacado de la versión de prueba es la sensación de calidad nada más entrar en el habitáculo. Los acabados, el cuero, los detalles cromados o en negro brillo contribuyen a esta sensación. El MINI Roadster ofrece muy buenas calidades.

El volante (dentro del pack John Cooper Works Chilli) es multifunción tapizado en cuero con las costuras en color rojo, al igual que los asientos. La palanca de cambios también va tapizada en cuero. Su tacto es muy agradable y cuenta con el distintivo John Cooper Works.

El maletero del MINI Roadster ofrece una buena capacidad a pesar de tener que guardar la capota en él. Cuando el coche va capotado, la capacidad es de 240 litros, mientras que si va descapotado la capacidad que se pierde no es demasiada.
Entre los asientos hay una trampilla que se comunica con el maletero, muy útil para introducir objetos desde el interior o transportar objetos más alargados como los esquís.

El acceso a las dos plazas es cómodo aunque para aquellos no acostumbrados a viajar en coches bajos les puede resultar que la banqueta está un poco baja. Nosotras lo agradecemos porque favorece a la sensación de conducción más deportiva.

El salpicadero es bi-color, en negro y rojo (color que también vemos en los paneles de las puertas) y cuenta con amplias salidas de aire y detalles cromados. El cuadro de instrumentos está compuesto por dos esferas.

La derecha de mayor tamaño es el cuentarrevoluciones, que incorpora un pequeño ordenador de a bordo donde podemos ver datos como el consumo o los kilómetros recorridos. También cuenta con una pequeña pantalla digital donde se muestra la velocidad. La esfera de la izquierda nos indica la temperatura del motor.

La consola central está presidida por la típica esfera de MINI. Tiene varias funciones, actuando como velocímetro, indicador del depósito de combustible y como pantalla para la radio, el navegador o el sensor de aparcamiento trasero.

Bajo la pantalla vemos los mandos del sistema de sonido y por debajo de éstos los del climatizador automático o los de las ventanillas. La versión de prueba cuenta con el sistema de sonido Hi-Fi Harman/Kardom de 300 vatios, compuesto por 6 altavoces y un subwoofer, que ofrece una gran calidad del sonido.

En el interior encontramos varios huecos para depositar objetos como los posavasos de la parte delantera, la guantera, el reposabrazos central o los huecos de las puertas, apenas apreciables.

Gracias al pack John Cooper Works Chilli, encontramos detalles deportivos como los pedales en aluminio. Los mandos para activar la capota semiautomática se encuentran situados en la parte superior del espejo retrovisor.

PRUEBA DINÁMICA

El MINI Roadster Cooper S monta un motor gasolina 1.6 de 184 CV y 260 Nm de par motor máximo asociado al cambio manual de 6 velocidades. Su velocidad máxima es de 227km/h, pasando de 0 a 100km/h en 7,0 segundos. La versión Cooper S también se puede adquirir con el cambio automático, aunque es mucho más divertido con el cambio manual.

Su consumo medio homologado es de 6,0l/100km aunque a nosotras durante la prueba circulando por ciudad y autovía a velocidades legales nos ha consumido 6,3l/100km. Sus emisiones son de 139g/km de CO2. Cuenta con un depósito de 50 litros, lo que ofrece una autonomía de unos 780 kilómetros.


El puesto de conducción muy bajo, deportivo al estar muy pegado al suelo. Los mandos se encuentran a mano, tanto los del climatizador o el sistema multimedia como los de la capota.

El MINI Roadster Cooper S es un coche muy divertido de conducir, no sólo por su diseño, sino por su respuesta en carreteras de curvas. Es muy ágil y dinámico, con muy buena adherencia al suelo. La suspensión no es muy blanda, aunque no se aprecian los resaltos o el mal estado de la carretera.

Lo que sí hemos notado a la hora de conducir con el coche descapotado es que la insonorización podría estar más conseguida. A altas velocidades mantener una conversación puede ser complicado. Con la capota puesta, la insonorización del habitáculo es buena.

EQUIPAMIENTO

El MINI Roadster Cooper S incorpora de serie el ordenador de a bordo, control de distancia de aparcamiento trasero, radio MINI cd, tapas de los retrovisores en el color de la carrocería, volante multifunción, color interior carbón black, aire acondicionado, climatizador, volante deportivo en cuero, asientos deportivos, faros antiniebla, start&stop, sport button, capota de lona…

De forma opcional se pueden incorporar las bandas deportivas en negro o plata (159 €), el sensor de lluvia con accionamiento automático de luces (127 €), control por voz (275 €), MINI Connected (264 €), receptor DAB (201 €), sistema de altavoces Hi-Fi Harman/Kardom (782 €), radio MINI Boost CD (222 €), radio visual boost (1.268 €), Bluetooth+USB (444 €), accionamiento semiautomático de capota (835 €), intermitentes blancos (63 €), neumáticos con funcionamiento en caso de avería (95 €), paquete de retrovisores exteriores plegables eléctricamente (254 €), preparación para portaequipajes trasero (95 €), retrovisores exteriores y tomberas del limpia calefactables (63 €), línea cromada exterior (127 €), espejos retrovisores exteriores cromados (53 €), alfombrillas de velours (85 €), asientos delanteros calefactados (306 €), deflector de viento (201 €), pack visibilidad (264 €), pack compartimentos (63 €), reposabrazos delantero (169 €), retrovisor interior con ajuste automático antideslumbramiento (159 €), faros negros (106 €), luces autoadaptables (1.004 €), paquete iluminación (127 €), faros de xenón (729 €), suspensión deportiva (211 €)…

Además MINI ofrece packs más económicos que si se eligiese de forma independiente:

Paquete Salt (394 €): alfombrillas de velours, paquete de compartimentos, paquete de iluminación…
Paquete Pepper (503 €): alfombrillas de velours, climatizador, intermitentes blancos, paquete de compartimentos, paquete de iluminación, sensor de lluvia, accionamiento automático de luces de cruce…
Paquete Chilli (2.100 €) con asientos tapizados en tela cuero Ray Carbon Black, llantas de aleación Conical Spoke, alfombrillas de velours, climatizador, faros xenón, intermitentes blancos, paquete de compartimentos, paquete de iluminación, sensor de lluvia, accionamiento automático de luces de cruce, volante multifunción…
Paquete John Cooper Works Chilli (3.458 €): asientos tapizados en cuero Lounge Championship Red, llantas de aleación Cross Spoke Challenge, alfombrillas de velours, climatizador, control dinámico de tracción, faros de xenón, intermitentes blancos, John Cooper Works aerodinamic kit, paquete de compartimentos, paquete de iluminación, sensor de lluvia, accionamiento automático de luces de cruce, volante multifunción en cuero John Cooper Works…
Paquete John Cooper Works exterior (2.012 €): llantas de aleación ligera Cross Spoke Challenge, John Cooper Works aerodinamic kit…
Paquete John Cooper Works interior (472 €): cuero Lounge Championship Red, control dinámico de tracción, volante multifuncion en cuero John Cooper Works…

• Wired (1.902 €) control de voz, MINI Connected, radio visual boost, Bluetooth, usb, sistema navegación MINI…
• City (951 €): alarma con mando a distancia, retrovisores exteriores plegables electrónicamente, retrovisores interior y exteriores con ajuste automático antideslumbramiento…
• Always Open (528 €): always open timer, calefacción asientos delanteros, deflector de viento…

El precio base de la versión de prueba es de 29.500 €, aunque la unidad probada cuenta con elementos extras que aumentan su precio final, como por ejemplo el pack Always Open, City, paquete John Cooper Works Chilli, bandas deportivas en negro, sistema de altavoces Hi-Fi Harman/Kardom, accionamiento semiautomático de capota… El precio final de la versión de prueba es de 38.115 €.

A DESTACAR

Consumo
Estética del coche
Maletero

A MEJORAR

Precio elevado
Visibilidad retrovisor interior
Mala Insonorización con el coche descapotado




 
Comentarios