Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/ellascon/public_html/wp-includes/general-template.php on line 1643

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method PageNavi_Core::stylesheets() should not be called statically in /home/ellascon/public_html/wp-includes/plugin.php on line 395


jmerodio

1 comentarios
23/05/2010

Mazda CX-7 2.2 CRTD (Diesel)


 

mazda cx7

Ya había ganas de poder probar otro todocamino, está vez el Mazda CX-7. Se trata de un SUV compacto, con el objetivo de conseguir un parte importante de las ventas, y por cualidades respecto a sus competidores no le faltan. ¿Sus rivales? Principalmente con motores que superen los 155 CV de potencia, nombramos al Ssangyong Kyron, Hyundai Santa Fe y Citroën C-Crosser, todos ellos con motor diésel se situarían en cuanto a precio por debajo del CX-7, pero ninguno de ellos se desenvuelve tan bien en la carretera ni tiene las misma sensación de acabados que tiene Mazda. También Volkswagen Tiguan y Audi Q5, pero ambos tienen un precio más elevado.

El Mazda CX-7 viene renovado de un modelo que su éxito no ha sido lo más destacado en Europa, pero con los cambios efectuados llegará hacerse un hueco en el mercado, de hecho la marca ya lo está notando en sus ventas.

frontal mazda cx7

Por robustez se podrá ser similar a un todoterreno pero sus cualidades no lo hacen ser así. Se acerca más a un turismo, para que os hagáis una idea se sitúa entremedias del Mazda BT-50 (un puro 4×4) y un Mazda6.

Algunos de los cambios más destacados del CX-7 respecto al modelo inicial son: una imagen mejorada, equipamiento, calidad y lo más importante un motor diésel.

El nuevo CX-7 se sitúa en el segmento de los SUV de tamaño medio, 4,7 metros de largo, 2,05 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Desde luego que el CX-7 no dará la sensación a ninguna conductora de estar conduciendo un vehículo tan grande, además de ser un vehículo muy ágil (de los mejores que hay en el mercado) y que reaccione también en la carretera.

lateral mazda cx7

Sus principales cambios respecto al inicial son: un nuevo paragolpes y grupos ópticos, en su interior se compone de más piezas cromadas, faros antiniebla con un nuevo diseño y los diseños de las llantas son más modernos.

 

Interiores

El interior del CX7 cuenta con cinco plazas, algo justo para tres personas adultas en la parte trasera. La quinta plaza (central) es incómoda, no es nada extraño decir esto ya que en la mayoría de coches del mercado que no son monovolúmenes familiares, esa tercera plaza es casi nula. Además el cinturón para esta plaza está situado en el techo, lo que hace aún más dificultosa su maniobrabilidad. Para cuatro adultos el habitáculo interior es suficiente. 

cuadro mandos mazda cx7

El puesto de conducción es más que correcto, las sensaciones a los mandos son similares a la de una berlina pero un poco más elevado respecto al suelo. La insonorización y aislamiento del CX-7 es bastante silencioso, a pesar que nuestra unidad de prueba era la versión diésel.

El volante tiene un diseño más moderno, además con más funciones integradas en los botones, como el manejo del navegador, que únicamente se puede manejar a través del volante de forma cómoda y sencilla. Por otra parte todos los botones integrados en la consola central pertenecen al sistema de sonido y climatización.

La pantalla del navegador, el diseño del tablero de instrumentos, salidas de aire… todo son diferentes respecto al modelo anterior. Su ordenador a bordo, informa de los justo y necesario, combinando con el climatizador y navegador, no permite ambas informaciones a la vez.

asientos mazda cx7

La mayor parte de los materiales en el salpicadero, guarnecidos, reposabrazos  son de una mejor calidad que antes, pero podrían ser mejorables, aunque no estamos hablando de un modelo Premium. Los ajustes de los materiales son buenos, nada de ruidos o crujidos, lo que indica una buena terminación.

Su postura de conducción es cómoda, además con facilidad de tener todos los mandos al alcance.  El volante incluye los botones para manejar el teléfono Bluetooth, navegador, ordenador a bordo y el control de crucero.

En nuestra unidad de pruebas incluía asientos calefactables, es una de las pegas que le pongo en el apartado de interiores. Los botones estaban situados de manera que a la conductora le hace quitar la vista de la carretera por unos segundos.

maletero mazda cx7

Los huecos de las puertas son muy justos tanto en la parte delantera como trasera. El reposabrazos situado en medio de ambos asientos delanteros es amplío y profundo, además se accede a guardar o a coger algún objeto con facilidad. La guantera también ofrece una gran capacidad, independientemente de llevar la documentación y las instrucciones del vehículo.

En la parte trasera si no viaja una quinta persona se puede utilizar dos posavasos abatiendo la mesita. Como última pega y creo que la más grave es su sistema de seguros infantiles, similares a los de hace unos cuantos años atrás.

El maletero ofrece una capacidad de carga de 455 litros, desde luego que no es de los datos más altos dentro de su segmento. Cuenta con la opción de aumentarle la capacidad si abatimos los asientos posteriores (1.348 litros), de forma fácil y sencilla. En el maletero con tan sólo presionar una palanca en ambos lados, obtenemos un piso de carga plano, además el equipaje se puede cubrir con una cortinilla.

 

Prueba dinámica

Como comente con anterioridad no hay ningún otro SUV de su tamaño que se mueva con tanta agilidad y que tenga tan buenas reacciones en la carretera. En algunas circunstancias un todoterreno tiende a ser algo más torpe en curvas reviradas pasándole factura el peso y las dimensiones. Las sensaciones que transmite el CX-7 al volante son más parecidas a las de un turismo que las de un SUV.

También hay que tener en cuenta que el CX-7 es tracción total, permitiendo una mejor adherencia en carreteras nevadas (mejor con un neumático adecuado) y en tramos con sucesivas curvas, su comportamiento es perfecto, inspirando plena confianza en seguridad a la persona quien lo lleva.

Su comportamiento en carretera es muy bueno, el motor empuja con fuerza para circular con agilidad o realizar algún adelantamiento. Además el consumo de combustible en mi prueba realiza no supero los 8,2 litros, siempre respetando los limites de 120 km/h. En una conducción más deportiva puede oscilar entre los 10 u 11 litros a los 100 km.

La caja de cambios de seis velocidades tiende a ser largar en cualquier situación. Su utilización es precisa, pero al tacto me ha parecido algo duro sobretodo en la primera y segunda marcha.

Donde más me sorprendió fue en ciudad, ya que a pesar de sus dimensiones se conduce con facilidad, pudiendo controlar tanto delante, atrás y ambos lados con una buena visibilidad. Si eche en falta un sensor de aparcamiento en la parte delantera, ya que desde el puesto de conducción no se ve totalmente el morro, a pesar de ello es manejable.  Se agradeció bastante la cámara de visión trasera, ya que te indica la visibilidad que tienes para aparcar, pero no te ayuda mediante los pitidos.

También quiero destacar el asistente de cambio de carril, conocido en Mazda como RVM. Se trata de un testigo luminoso situado en ambos retrovisores, donde te avisan que los vehículos que normalmente quedan invisibles en el ángulo muerto sean localizados. Durante la prueba me aviso de ello unas cuantas veces, la mayoría en ciudad y la mayor parte de ellas eran motos.

Su consumo en la ciudad en horas punta y con buenos atascos no supero los 10 litros a los 100 km. En conclusión son todas valoraciones positivas para el CX-7 de Mazda y pocas cosas tienen que envidiar a los SUV Premium. Su tracción total es muy útil pero siempre y cuando se utilice en asfalto, poco partido se le puede sacar en terrenos de barro, nevados, etc.

 Video

Equipamiento

Nuestro modelo de prueba era el Mazda CX-7 2.2 l. CRTD 173 CV Luxury  con un equipamiento muy completo, en el que destacamos ABS+EBD, control de estabilidad y tracción, sensores de presión de los neumáticos, airbags frontales, laterales y de cortina, faros antiniebla, faros de xenón, lavafaros, control de velocidad, sensor de lluvia, sensor de luces, espejo interior fotosensible, cámara de visión posterior, sistema de navegación, bluetooth, control por voz, equipamiento de sonido Bose, climatizador automático, ordenador de viaje, pantalla multifunción MID, espejos eléctricos y térmicos,  espejos abatibles con mando eléctrico, tapizado en piel, asientos con calefacción, asientos delanteros eléctricos, detalles cromados, alerta de cambio de carril RVM, acceso y arranque sin llave, etc.

Como opciones de equipamiento se puede añadir techo solar eléctrico (no disponible en nuestra unidad) y la pintura metalizada. El precio del nuestra unidad probada Mazda CX-7 2.2 CRTD Luxury es de 36.450 €, sin incluir descuento y promociones.

A destacar

- Equipamiento completo

- Relación prestaciones/consumos

- Comportamiento en carretera

- Abatimiento automático de los asientos traseros

- Diseño diferenciador

 

A mejorar

- Calidad de algunos materiales

- Aptitudes off-road

- Ausencia del sensor de aparcamiento delantero




 
Comentarios




Mazda CX-5 un pequeño adelanto antes de su presentación en el Salón de Frankfurt

[...] el caso de Mazda lo hace mostrando el nuevo CX-5 de producción y dando algunos datos sobre este nuevo [...]

2011-08-02 10:12:35