Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/ellascon/public_html/wp-includes/general-template.php on line 1643

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method PageNavi_Core::stylesheets() should not be called statically in /home/ellascon/public_html/wp-includes/plugin.php on line 395


Carlos

7 comentarios
05/05/2011

Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic


 

Audi TT Coupé

INFORMACIÓN GENERAL

Se trata de uno de mis deportivos preferidos del mercado, hablamos del Audi TT. El TT está disponible con carrocería coupé (unidad probada) o descapotable Roadster de techo de lona de sólo dos plazas, este último, ya tuvimos la oportunidad de probarlo la versión que salió a la venta en el año 2006.

El Audi TT Coupé tiene cuatro plazas en configuración 2+2, sus plazas traseras son muy pequeñas, lo  que podríamos decir casi nulas.

El TT Coupé está disponible en el mercado desde 32.840 euros, la versión TT Roadster se puede adquirir a partir 34.880, con el mismo motor y equipamiento, el TT descapotable es aproximadamente 2.000 euros más costoso.

Las principales alternativas al TT Coupé es el Nissan 370Z, Mercedes SLK, Volkswagen Scirocco y el recién llegado Peugeot RCZ. El Audi TT dispone de un precio más elevado respecto al Scirocco y RCZ, pero también cuenta con una mejor calidad de acabados.

Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic

La gama TT está disponible en dos motores gasolina 1.8 TFSI 160 CV y 2.0 TFSI de 211 CV y uno diésel 2.0 TDI de 170 CV. La gama gasolina cuenta con dos versiones deportivas denominadas: TTS 272 CV y TT RS de 340 CV, ambas destacan por pequeñas modificaciones en su aspecto.

Algunas versiones disponen de tracción delantera, otras de tracción total <<Quattro>> y las cajas de cambios son manuales de seis velocidades o automáticas de doble embrague <<S tronic>> de seis relaciones.

Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic

La versión probada del Audi TT Coupé ha sido con el motor 2.0 TFSI de 211 CV, caja de cambios automática S tronic de seis relaciones y tracción total quattro. Me parece un motor muy recomendable con una buena repuesta y una gran aceleración a cualquier régimen. El TT es un coche con una buena estabilidad, un buen equilibro entre comodidad y agilidad y un deportivo para uso diario gracias a su cómoda suspensión.

El TT Coupé es un 2+2 plazas, eso implica que las plazas traseras son de un tamaño bastante reducido, además de que la silueta de la carrocería implica que la altura en las plazas trasera se escasa. Son validas para niños, adultos de talla y complexión pequeña, siempre y cuando los ocupantes delanteros lleven la banqueta poco retrasada.

INTERIORES

Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic

El interior de los nuevos Audi TT Coupé y  Roadster se presenta más elegante, útil y deportivo que sus antecesores. Entraremos en más detalles a continuación, pero ofrecen asientos deportivos de serie, controles con un gran diseño y manejabilidad y detalles en aluminio por todo el interior, desde la consola central, al revestimiento de la puerta o el volante.

Otra de las diferencias respecto a los anteriores es que dan la opción de elegir tres nuevos colores de la tapicería, como el gris titán, el rojo granate o el marrón nougat para las más clásicas.

Una vez que entramos en el Audi TT Coupé, notamos que su interior está fabricado con materiales de gran calidad y realizado por profesionales, ya que todas las piezas encajan a la perfección, pero no esperábamos menos de Audi.

La tapicería de cuero (opcional o de serie en función de la versión elegida) está tratada químicamente para reducir la temperatura de los asientos unos 20 grados cuando está expuesto al sol, un dato muy importante para aquellas que en verano acostumbren a ir en falda, pantalón corto o vestido y no quieran quemarse las piernas al conducir su coche.

A pesar de ser un deportivo con la suspensión muy baja, es sencillo encontrar una buena posición de conducción, porque dispone de regulaciones tanto del asiento como del volante. Aunque a la hora de acceder al coche hay que dejarse caer sobre la banqueta. Gracias al espacio disponible tanto a lo largo como a lo ancho, las piernas quedan cómodas a la hora de conducir.

Si ponemos el asiento en su posición más baja, las piernas quedan muy estiradas y el cuerpo muy cerca del asfalto, una posición de conducción típica de los coches de competición.

El habitáculo del Audi TT es lo suficientemente amplio para que tanto el conductor (de poco más de 1,90) hasta el acompañante se puedan acomodar sin problemas. Aunque a la hora de acceder al interior las personas altas deben tener cuidado con la cabeza y agacharla para no golpearse con  el techo.

Un “pero” que hemos encontrado es el tamaño de las puertas (son muy largas) y nos puede dar problemas a la hora de estacionar en plazas de garaje estrechas.

Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic

Respecto a los asientos, la versión Coupé dispone de 2+2 plazas, con una segunda fila de asientos sólo útil para niños o adultos en trayectos muy cortos. En la zona trasera hay poco espacio para las piernas y poca altura, pero siempre se pueden utilizar para dejar cualquier objeto, como el abrigo, el bolso o una mochila, aunque éstos también se pueden dejar en el espacio que queda entre los respaldos de los asientos y la separación entre el habitáculo y el maletero de la versión descapotable.

El Audi TT Roadster es mucho menos práctico, porque pierde las dos plazas posteriores y algo de capacidad de maletero debido a la capota. Aún así todos los asientos del Audi TT son cómodos, y a pesar de no tener mucho relleno soportan bien el peso del cuerpo, con una buena sujeción lateral. Si queremos más comodidad siempre podemos elegir los asientos con apoyo lumbar, regulaciones eléctricas o calefacción.

Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic

Los mandos que nos presentan son de fácil manejo, aunque de algunos podemos esperar un poco más, y otros mejoraríamos su situación dentro del habitáculo.

Por ejemplo, el mando del sistema de climatización es diferente a cualquier otro modelo de Audi, ya que no disponemos de una pantalla para ver la temperatura seleccionada, sino que se trata de una ruleta para todo el interior. Lo malo que le hemos encontrado es que no podemos disponer de climatizador de dos zonas.

El coche dispone de varios botones, y casi todos ellos escondidos en lugares poco cómodos. El de las luces de emergencia es demasiado pequeño y mal colocado detrás de la palanca de cambio (como para una emergencia), el botón “Sport”, asociado a la suspensión adaptativa, el que desconecta el control de estabilidad y el que permite subir y bajar el alerón posterior.

Tampoco es cómodo el botón para abrir el maletero desde el interior porque se encuentra escondido junto con la apertura remota del depósito de combustible en el hueco para dejar objetos en la puerta izquierda.

En lo que a huecos se refiere, hemos dejado en falta algún otro, o en su defecto, algunos más amplios que los que tiene. Este problema lo intentan compensar con los cajones instalados debajo de los asientos delanteros. Aún así, la guantera también es pequeña y poco profunda. 

El cuadro de instrumentos es fácil de interpretar, y además de ofrecer la información habitual, dispone de una pantalla LCD con información sobre el ordenador de viaje y el navegador. La información de éste último también se puede consultar desde la pantalla situada en el centro de la consola.

Una función bastante útil es la que nos indica cuánto consumen los diferentes sistemas eléctricos del coche, además de un indicador para cambiar de marcha que nos ayuda en el ahorro de combustible.

El coche que hemos probado, el Audi TT Coupé dispone de un maletero de 290 l, un espacio más que suficiente para un par de maletas y alguna bolsa de mano. La ventaja es que podemos ampliar su capacidad de carga llegando hasta los 700 l si se reclinan los respaldos de los asientos posteriores.

Si comparamos, tiene menos maletero que otros coupés, como el Volskswagen Scirocco (292 l) apenas apreciable, o el Peugeot RCZ (321 l). Pero también debemos observar que algunos otros, como el Nissan 370Z o el Honda CR-Z disponen de tan sólo 235 l o 214 l respectivamente, una diferencia bastante amplia respecto al Audi TT Coupé en cuanto a capacidad de maletero se refiere.

El maletero está enmoquetado, iluminado y tiene varios anclajes para sujetar alguna red. Una de las ventajas es que dispone de dos piezas rígidas para ocultar el contenido del maletero, una va fija en el portón y la otra al maletero, por lo que no tenemos que andar moviendo bandejas enrollables para ocultarlo, muy útil cuando se tiene prisa.

PRUEBA DINÁMICA

El Audi TT, con carrocería coupé, es relativamente ligero, con un motor de fácil respuesta y tracción total, lo que le convierte en un animal de asfalto de primera línea. Es estable y ofrece un equilibrio entre comodidad y agilidad, por lo que es sencillo de conducir y no es tan exigente en circunstancias adversas como algunos deportivos .

El cambio automático, la tracción total y su motor de 211 CV hacen del Audi TT Coupé un coche versátil, como un gran deportivo y a su vez como un confortable coche de paseo.

Rodando a ritmos rápidos la sensación de seguridad se mantiene, gracias a los motores, especialmente de gasolina, que responden a la perfección, y a la buena suspensión y dirección. Por este motivo, no tiene el tacto deportivo de otros modelos como puede ser el Mazda MX-5, Porsche CaymanPeugeot RC-Z, pero a su favor diremos que éstos son más incómodos, por la suspensión tan dura que llevan y lo ruidosos que son.

El motor 2.0 TFSI de 211 CV ofrece una buena respuesta en cualquier régimen de funcionamiento y una gran aceleración. Este motor sustituye al 2.0 TFSI de 200 CV y al 3.2 de 250 CV. Consume únicamente 8,6 l/100 km en el recorrido homologado, mucho  menos que los dos motores a los que reemplaza.

A pesar de tener 61 CV menos que el motor del TTS (272 CV), la aceleración del TFSI de 211 CV no tiene nada que envidiarle, o al menos esa es la sensación que transmite. Seguramente cuando midamos las prestaciones del TTS existan diferencias considerables. Con ambos se puede circulan a buen ritmo, con una buena reacción en aceleración en cualquier tipo de carretera y con un sonido atractivo, más grave en el TTS.

Pude probar  la transmisión automática de doble embrague  «S tronic» de seis relaciones.  Cómoda y porque además prescinde del pedal de embrague y da la opción de pasar de una marcha a otra manualmente (mediante la palanca de cambios o las levas tras el volante).

La transmisión automática «S tronic» ofrece dos programas de funcionamiento: «Sport» y «Normal». El primero se caracteriza porque mantiene una marcha muy corta, lo que puede venir bien para descender un puerto de montaña sin utilizar mucho los frenos o para preparar un adelantamiento, aunque consume más que en el modo «Normal».

Creemos que las 6 relaciones del cambio  S-tronic son más que suficientes, porque el motor de 211 CV ofrece su máximo rendimiento en 6ª velocidad a 4.600 vueltas, además de mantener por encima hasta 6.000 cerca del corte. Esto más los 350 Nm de par máximo a tan solo 1.600 que mantiene hasta casi el régimen de potencia máxima, ofrecen una suavidad y facilidad de conducción encomiables.

El cambio S-Tronic permite unos cambios rápidos pero muy deportivos, ya que el margen de reducción está muy optimizado, pudiendo reducir a más de 5.000 vueltas con un tiempo de transición muy efectivo.

El cambio S-tronic, con levas se adapta a la conducción de todos, pasear y dejar que el coche te lleve o pasar a la guía secuencial. Es todo bastante intuitivo, desde poner la “D” y dedicarte a guiar el volante pudiendo accionar las levas para reducir más eficazmente, ya que el sistema recupera el automatismo en unos segundos,  hasta pasar a la guía secuencial y hacerlo todo nosotros. Existe un paso intermedio, la posición “S” automática, igual que la “D” pero el motor gira más alto de vueltas para una respuesta más deportiva. Esta posición es recomendable sobre todo en curvas.

Opcionalmente, el TT puede llevar una amortiguación de dureza variable («Audi magnetic ride»), que funciona mediante fluido electroviscoso. Tiene dos programas: «Normal» y «Sport». Audi ha realizado ligeros cambios para que las diferencias entre uno y otro sean mayores. En el modelo anterior, el primero de ellos hacía que la suspensión fuese igual de dura que la de serie, mientras que el segundo hacía que el TT tuviese una suspensión demasiado dura y que sólo fuese aprovechable en carreteras con el asfalto perfecto o en circuito.

La suspensión «Audi magnetic ride» puede ir asociada al botón «Sport», que permite variar el funcionamiento del pedal del acelerador en las versiones con cambio manual, la respuesta de la dirección y el sonido del motor, entre otros elementos.

Con la opción del sistema dinámico de conducción lo podemos transformar en un deportivo más radical para los que les guste más “pilotar” que conducir. El sonido de su motor es muy deportivo y agradable, un gran sustitutivo de la radio según vamos aumentando marchas con las levas del volante.

En el apartado dinámico es donde el Audi TT Coupé saca pecho y extrae el máximo partido de una estructura pensada para dos usos bien diferenciados. Y es que pese a su estética puramente “sport”, los ingenieros de la firma germana han logrado una suavidad de marcha que permite una conducción tranquila sin que un tarado excesivamente duro nos recuerde el vehículo que llevamos entre manos. Es por ello que puede ser un automóvil ideal para viajes largos, pues rueda con suma comodidad por grandes rectas.

Si lo tuyo no es la monotonía  prefieres la conducción  a ritmos altos por trazados revirados, el Audi TT Coupé te ofrece una estabilidad que hace honor a su carácter deportivo. El tren delantero es de tipo McPherson con brazos transversales triangulares inferiores, chasis auxiliar de aluminio y barra estabilizadora transversal. Por su parte, el trasero es multibrazo con barra estabilizadora. Gracias a la eficacia del chasis, la sensación de control sobre el vehículo es excepcional en todo momento.

Y todo ello, administrado por una efectiva dirección, que contribuye a que el vehículo avance “casi por raíles”. Esta precisión y  suavidad de marcha que ofrece el Audi TT dan como resultado un vehículo de conducción sorprendentemente sencilla.

La tracción total viene a ofrecer un punto más en cuanto a comportamiento y poder poner la potencia en el suelo, incluso es superficies delicadas, o descarnadas. Su control electrónico, su ligereza y su sensación de ir pegaditos al suelo es casi lo mejor del coche, que aún puede adquirirse con 61 CV más del TTS o 129 más del RS.

Los frenos, al igual que las gomas, hay que calentarlos para sacar todo su partido. Se nota sobre todo en las curvas, porque la salida es de vértigo, casi al nivel de modelos que le doblan en precio. Creemos que con unos caballos más (la opción TTS o RS), el Audi TT Coupé será una bomba.

EQUIPAMIENTO:

En cuanto al equipamiento en nuestra versión probada destacamos: control de estabilidad, ABS, EBD, EDS, ASR, climatizador, alerón posterior que se eleva automáticamente a partir de 120 km/h o manualmente a través de un botón situado junto a la palanca de cambios, sistema de tracción integral quattro, cambio automático Stronic, sistema de sonido Bose Surround, asientos delanteros con regulación eléctrica, asientos posteriores abatibles, asientos deportivos de cuero, etc.

A DESTACAR:

- Cambio Stronic un plus de confort de conducción

- Tracción total Quattro un plus de eficacia

- Conducción, aceleración y seguridad

A MEJORAR:

- Plazas traseras prácticamente nulas

- Equipamiento básico de serie




 
Comentarios




Marta

Una pasada de coche, sin palabras!!

2011-05-05 15:40:53

Nuevo Audi TT “Black&White”, coupé y descapotable en edición especial

[...] España lanza una serie limitada para la gama TT denominada “Black&White”, destaca por una dotación de serie más completa sin que el [...]

2011-06-02 06:46:23

Mercedes quiere crear una tienda propia de aplicaciones

[...] Audi ya afirmó que las aplicaciones serían lo más importante para los sistemas de información y entretenimiento para los automóviles. Por ello, Gorden Wagener, jefe de diseño de Mercedes ha afirmado que están trabajando en una Mercedes App Store. [...]

2011-06-20 09:28:01

Audi TT RS Plus, 380 CV y 60 kg menos de peso para despedir al actual Audi TT

[...] TT RS Plus, modelo que según los rumores despediría por todo lo alto a la segunda generación del Audi TT, ofrecería 380 CV y pesaría 60kg menos que el modelo inicial, gracias a la pérdida de los [...]

2011-10-26 13:06:33

El Audi TT incorpora novedades en su gama

[...] gama del Audi TT se completa. Tanto el motor 1.8 TFSI como el 2.0 TDI ofrecen la caja de cambios S-Tronic. El motor [...]

2011-11-10 12:45:35

Laura

Mira la prueba

2011-12-20 14:21:20

Laura

Mira la prueba

2011-12-20 14:21:28