Strict Standards: Only variables should be passed by reference in /home/ellascon/public_html/wp-includes/general-template.php on line 1643

Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method PageNavi_Core::stylesheets() should not be called statically in /home/ellascon/public_html/wp-includes/plugin.php on line 395


deborah

0 comentarios
09/01/2014

Las mujeres en el rally Dakar


 

Cada vez más mujeres se animan a participar en el Dakar, el más conocido de los rallies. En la edición de 2014, que recorrerá más de 8.000 kilómetros, varias han tomado la salida, demostrando que la presencia femenina en el deporte en general y en el motor en particular va creciendo año tras año.


 

Son tres las chicas que se pusieron en marcha con la caravana del Dakar el pasado 5 de enero. Dos de ellas representan a España: la joven motorista Laia Sanz, que aspira a meterse entre los 25 primeros a bordo de su Honda CRF 450, y Rosa Romero, la esposa del ya ganador Nani Roma, que participa también en moto por tercera vez a sus 43 años.

También habrá que estar pendiente de la italiana Camelia Liparotti, que aspira a terminar la carrera de quads por cuarto año consecutivo.

Pero si hablamos de mujeres en el Dakar, hay un nombre de referencia obligada: Jutta Kleinschmidt. La alemana, ingeniera de BMW, ha participado en la carrera entre 1988 y 2007, primero pilotando motos y, a partir de 1994, coches. Consiguió ni más ni menos que proclamarse ganadora en 2001 al volante de un Mitsubishi Montero. En su palmarés hay también segundos y terceros puestos y bastantes victorias de etapa.

Nacida en 1979, la prueba se llama Dakar por la ciudad africana que servía como meta, tras atravesar desde Europa el desierto del Sahara. En 2008 las amenazas terroristas de Al Qaeda obligaron a cancelarlo, y a partir del año siguiente se trasladó a Sudamérica, donde el recorrido varía en cada edición. En la presente se va de la ciudad argentina de Rosario hasta Valparaíso, en Chile, con una breve incursión por Bolivia.

 




 
Comentarios