Maribel

0 comentarios
20/10/2014

Cómo adelantar en una carretera secundaria de doble sentido


 

La red de carreteras secundarias de doble sentido concentra la mayor cantidad de accidentes graves. Las características de este tipo de vías dificultan considerablemente el momento de adelantar. Te ofrecemos una serie de recomendaciones para adelantar de una manera segura.

La DGT ya lo decía en una de sus campañas publicitarias: “En carreteras de doble sentido, doble precaución”.  Es en este tipo de vías donde se produce el 75%  de los accidentes con víctimas. Tanto es así que el riesgo de sufrir un accidente es casi el doble  que en autopistas y autovías.

Invadir el sentido contrario, las intersecciones e incorporaciones al mismo nivel, ciclistas o peatones, sumado al estrés que produce no poder rebasar al vehículo precedente son alguno de los factores que aumentan la posibilidad de realizar una maniobra arriesgada.

Consejos para adelantar:

- Antes de comenzar la maniobra, asegúrese de que no hay ninguna señal o línea que impida realizar el adelantamiento.

- Sitúese cerca del coche que le precede (no en exceso) y elija un lugar con visibilidad. Un error muy común es comenzar a adelantar cuando nos encontramos muy lejos del coche que va delante.

-Acto seguido, seleccione una relación de marcha adecuada para disponer de máxima potencia.

- No olvide anunciar el adelantamiento con los intermitentes para avisar al resto de conductores.

- Fundamental , mirar por los espejos para comprobar que ni por delante ni por detrás se acercan vehículos que le impidan la maniobra.

- El adelantamiento debe durar lo menos posible, guarde la separación lateral adecuada y no se cierre bruscamente al finalizar.

- Si ha comenzado la maniobra y prevé que no es segura porque no le da tiempo, vuelva a su carril e inténtelo más tarde.

Normativa velocidad

El Reglamento General de Circulación (artº 51): “Las velocidades máximas fijadas para las carreteras convencionales que no discurran por suelo urbano solo podrán ser rebasadas en 20 kilómetros por hora por turismos y motocicletas cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquellas”.

Se puede rebasar en 20 km/h pero no en autopista, ni autovía, ni en ciudad. Se podrá superar siempre y cuando no exista una señal (R-301) de límite específico de velocidad, salvo que el límite establecido por dicha señal coincida con la velocidad genérica establecida para dicha vía, que en este caso se considera un recordatorio.

También se puede dar el caso de que en una vía que está limitada de forma genérica a 90 km/h por razón del arcén, nos encontráramos una señal de 100 km/h. y tampoco se podrían rebasar.




 
Comentarios